La industria del acero y la tecnología, inseparables

La industria se tiene que modernizar para conseguir ser más segura, más eficiente y más rentable. Es una obligación de la sociedad actual. Y para cumplir con esa obligación es imprescindible que todas y cada una de las empresas empiece a apostar por las nuevas tecnologías, algo que parece que está costando en algunos puntos de la geografía española pero también de la europea. La verdad es que hay una gran cantidad de cosas que se pueden cambiar y la tecnología es un medio de lo más útil para tratar de hacerlo.

El futuro del corte láser ya está inventado

El corte con láser es una técnica que está más presente en nuestra vida de lo que te puedes pensar. Es empleada para cortar piezas de chapa caracterizada en que su fuente de energía es un láser que concentra luz en la superficie de trabajo. Para poder evacuar el material cortado es necesario el aporte de un gas a presión como por ejemplo oxígeno, nitrógeno o argón. Es un sistema empleado para el corte previo y para el recorte de material sobrante pudiendo desarrollar contornos complicados en las piezas. Entre las principales ventajas de este tipo de fabricación de piezas se puede mencionar que no es necesario disponer de matrices de corte y permite efectuar ajustes de silueta. También entre sus ventajas se puede mencionar que el accionamiento es robotizado para poder mantener constante la distancia entre el electrodo y la superficie exterior de la pieza.

El futuro del marketing

El mundo del marketing vive una revolución constante sobre todo en los últimos años puesto que el avance tecnológico está progresando a pasos agigantados y ejemplo de ello es que desde el salto de la emisión en blanco y negro al color en las teles hasta nuestros años, no había habido grandes progresos mientras que en estas últimas fechas hemos vividos hitos tan importantes como el paso de SD a HD y de HD a UHD y aunque existen más calidades intermedias, el ritmo sigue muy ágil puesto que Japón ya planea emitir en 8K las olimpiadas de 2020.