Solucionando problemas

¿Qué empresa de hoy en día puede funcionar sin un equipo informático? Es que, si nos paramos a pensar, negocios tan poco “digitales” como podría ser una panadería de barrio, actualmente cuentan con, mínimo, un ordenador que les permita realizar la facturación y tener un pequeño control del stock. Esto supone muchas ventajas, tanto a nivel de tiempo como de ahorro, pues podemos trabajar con softwares que nos permiten hacer ciertas actividades que antes solo haríamos con tiempo, y calculadora o pagando a una asesoría. El problema es que a veces hay que tener a mano a ciertos profesionales con el fin de subsanar ciertos problemillas ofimáticos e informáticos.