Las traducciones en la nueva era digital

Las traducciones en la nueva era digital

¿Cuántas veces has dicho eso de “las instrucciones no vienen en español? Suponemos que muchas, ¿verdad? Y es que estamos acostumbrado a que todas las instrucciones vengan en otros idiomas y nunca en español. Y ahora, con la globalización más todavía. A través de las compras on line nos hacemos con productos que vienen desde China, Japón o Estados Unidos. Y claro, al no pasar el filtro, las instrucciones de estos aparatos, en su mayoría electrónicos, vienen en sus idiomas. Por eso, es muy importante tener en cuenta las traducciones en esta nueva era digital.

La traducción técnica

En este caso, lo que vamos a necesitar es una traducción técnica. Una acción que nos permite comercializar los productos y servicios de una marca o empresa, en el idioma de los clientes a los que se desea dirigir el marketing, la publicidad, la información y los negocios de dicha organización. Esto es algo que nos ayuda a aumentar la confianza, repercutiendo en las ventas y en los beneficios económicos del negocio.

Cada vez son más los documentos que se solicitan bajo la modalidad de traducción técnica, porque no solo es tener conocimientos del idioma al que se desea traducir, sino que el traductor, también debe ser especialista en el área en que se está desarrollando la traducción. Normalmente son documentos de carácter financiero, administrativo, publicitario e informativo. Una traducción técnica y responsable como la se puede realizar en Eikatrad, quienes “garantizan el éxito en el objetivo de la información que tiene la documentación”.

El personal

La clave de las traducciones está en la especialización. Como ocurre con los médicos. Si a ti te duele el estómago, no te conformas con lo que te diga el médico de cabecera, vas a un especialista en esa parte del cuerpo. Pues bien, en las traducciones técnicas pasa lo mismo. Hay que contar con un equipo de traducción técnica que se componga por licenciados en Traducción, siempre nativos del idioma al que traducen y algunos cuentan con otras titulaciones (ingeniería, medicina, arquitectura, etc.). Para cada proyecto y en función del sector, hay que seleccionar a un traductor concreto, para dar servicio a los clientes en cualquier punto del mundo.

Ahora bien, que un traductor sea experto en textos técnicos no quiere decir que sea válido para hacer cualquier tipo de traducción técnica. Por ejemplo, si un traductor tiene experiencia en traducciones de ingeniería mecánica, nunca se le puede adjudicar un proyecto de traducción sobre arquitectura. Cada sector tiene su vocabulario específico y es imprescindible tener un domino absoluto sobre el mismo. Por eso, este servicio de traducción técnica en Barcelona dispone de profesionales altamente cualificados que solo traducen documentación técnica de los sectores en los que son expertos. En el caso de tener que traducir técnicos relacionados con la informática, pues habrá que contar con ellos.

No nos vale Google

En la actualidad, tenemos motores de traducción más y menos avanzados (algunos de ellos gratuitos, como el del traductor de Google), que ofrecen resultados con distintos niveles de calidad, pero que aún no han conseguido sustituir a un traductor humano. Y es que solo tienes que hacer la prueba para comprobarlo. Seguro que nunca te traducen las cosas como quieres, y si hablamos de aspectos muy técnicos como podemos tener en la programación informática, no te quiero decir nada.

Por ello, las agencias de servicios de traducción profesional ofrecen lo que se conoce como posedición. Se trata de un tipo de servicio en el que un traductor profesional realiza un proceso de edición posterior a la traducción que un motor automático hace de un texto determinado. La diferencia entre una traducción y otra es muy importante No tienen nada que ver. Y es que al final, la calidad se nota.

Ya has visto que el futuro es presente. Te recomendamos que no te quedes atrás y tienes que hacer que tu negocio comience a formar parte de esta revolución. Como ves, la internacionalización y la globalización son cada vez más importantes, y adquirirán una mayor presencia si están respaldadas por un servicio lingüístico de calidad. Ahora que estamos rodeados de pedidos a otros países, tenemos que tener claro que la presencia de una buena traducción es fundamental.

Hoy, hemos hecho una primera toma de contacto, en otro artículo también hablaremos de lo que puede suponer no contar con un traductor de garantías si tenemos que gestionar documentos o papeles de importancia. Lo mejor es cubrirse las espaldas si no quieres verte metido en un problema.

Deja una respuesta