Las emisoras, un elemento más de seguridad en los buques civiles españoles

Las emisoras, un elemento más de seguridad en los buques civiles españoles

La seguridad de las embarcaciones ha ido mejorando con el paso de los años de forma lenta pero efectiva. En este sentido, muchas de las catástrofes, al igual que ocurre con la Fórmula 1, son las que han puesto el punto de inicio a nuevos elementos de seguridad que ayuden a evitar estos problemas en el futuro y, uno de estos sistemas que nos podemos encontrar hoy en día en los buques civiles españoles es la emisora.

El uso de las emisoras, las cuales nos sirven para comunicarnos con otras embarcaciones o con los puertos, está regulado en el Real Decreto 1185/2006, de 16 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento por el que se regulan las radiocomunicaciones marítimas a bordo de los buques civiles españoles. En este texto, como os imagináis vienen recogidos ciertos parámetros técnicos y de uso, así como se asignan ciertos canales clave para garantizar la seguridad de las embarcaciones.

En este sentido, a todos los que nos gusta el mar y las embarcaciones sabemos que para salir al mar con seguridad debemos de pasarnos por Milwalkies para así contar con la última tecnología en lo que a seguridad a través de emisoras se refiere y por ello, a lo largo de este post os queremos dar algunas de las nociones básicas sobre el uso de emisoras, tanto para embarcaciones que se adentran en alta mar como para las que optan por quedarse cerca de zonas de abrigo.

En este sentido, lo primero que debemos de saber es que significa VHF y es que estas son las siglas en inglés de “Very High Frecuency” y el VHF marino emplea una banda de Ondas Métricas de muy alta frecuencia comprendidas entre los 156 y los 174 MHz. Entre esta gama de frecuencias se encuentran asignadas las frecuencias de socorro, urgencia y seguridad de la Llamada Selectiva Digital (LLSD) que corresponde al Canal 70 y cuya frecuencia es de 156,525 MHz. Así, la Llamada Selectiva Digital es un método de comunicación automático no verbal codificado digitalmente. Para entenderlo más fácilmente, es como si enviásemos un mensaje SMS o un WhatsApp desde nuestra unidad de radio VHF. El mensaje enviado es una alerta de socorro transmitida a través del Canal 70 (156,525 MHz) y que será enviado tan solo apretando el botón DISTRESS de nuestra VHF, alertando inmediatamente a todas las estaciones costeras y a todos los buques que se encuentren dentro del alcance de nuestra antena VHF. En este mensaje se incluyen automáticamente el MMSI de nuestro barco, las coordenadas de nuestra posición, la hora y también podemos indicar la naturaleza del peligro al que estamos sometidos. La estación costera que reciba nuestra llamada emitirá también a través de este canal un acuse de recibo.

Por su banda, el canal 16 (156,800 MHz) es la frecuencia internacional para la llamada, mensaje y tráfico de socorro en radiotelefonía. Este canal lo utilizarán las estaciones costeras y los barcos para la llamada y respuesta y por las estaciones costeras para anunciar el canal por el que serán transmitidas sus listas de llamada e información marítima y meteorológica importante. En este sentido, las llamadas por el canal 16 serán lo más breves posibles y no excederán de un minuto a excepción de las llamadas de socorro, urgencia y seguridad. Además, antes de iniciar o repetir una llamada, la estación que llama se asegurará de no interferir sobre otras comunicaciones en curso, teniendo siempre prioridad las llamadas de socorro, urgencia y seguridad. Pero estos no son los únicos canales importantes, ya que otros de gran interés que nos encontramos en las emisoras que forman un elemento más de seguridad en los buques civiles españoles son:

  • El canal 6: es el canal reservado para comunicaciones entre barcos y aviones que participan en operaciones coordinadas de búsqueda y salvamento.
  • Los canales 8, 72 y 77: se utilizan para comunicación entre barcos sin propósito de seguridad. Es decir, una vez establecido el enlace o comunicación a través del canal 16, se pasa a estos canales para continuar la comunicación entre los barcos.
  • El canal 9: es el canal comúnmente utilizado por los clubes náuticos y deportivos para contactar con las embarcaciones de recreo y viceversa.
  • El canal 13: está reservado como canal de comunicaciones para la seguridad de operaciones portuarias, asignándose a prácticos de puerto. Si el tráfico es muy elevado o existen otros puertos cercanos se le suman los canales sucesivos; el canal 14 y el 15.
  • Los canales 75 y 76: tienen sus frecuencias muy cercanas a los 156,800 MHz del canal 16 y por ello debe evitar usarse para no causar interferencias perjudiciales al canal 16. Su utilización debe estar limitada a 1 vatio de potencia de salida y a comunicaciones relacionadas con la navegación.
  • Los canales 10 y 11: son los canales cuyas frecuencias son las más próximas anterior y posterior al canal 70. Su uso está limitado para evitar interferencias en el canal 70, siendo las estaciones costeras las que puedan utilizarlo con propósito de seguridad en navegación.

¿Cuál es la potencia máxima a la que podemos emitir?

El límite máximo de potencia para el VHF marino que los organismos oficiales de telecomunicaciones autorizan es de 25 vatios. Los VHF fijos operan con una potencia seleccionable de 1 a 25 vatios. Los VHF portátiles tienen por lo general dos potencias de salida a elegir que son 1 vatio y 5 vatios. Esto se debe a que las potencias mayores consumirían gran cantidad de batería agotándose su energía rápidamente y, para los que no lo sabéis, la potencia de salida del equipo de VHF se expresa en Watts RF (radiofrecuencia).