¿Cuándo comprar un móvil nuevo y cuando repararlo?

¿Cuándo comprar un móvil nuevo y cuando repararlo?

Hoy en día estamos metidos en una espiral consumista sobre todo en cuanto a tecnología se trata. Salen móviles nuevos cada tantos meses y entonces ya queremos cambiarlo porque nos sentimos que nos vamos quedando obsoletos, al igual que ante cualquier falla o problema que tenemos, siempre decimos que sale mejor comparar uno nuevo que repararlo.

No obstante, lo que hacemos es seguir este camino hacia el consumismo desmedido sin sentido alguno, y es que la mayoría de los problemas suelen deberse a simples ajustes en el sistema o piezas muy sencillas de reemplazar, lo cual al final, nos ahorraría dinero, esfuerzo y al mundo le ahorraría más contaminación.

Lo importante es saber cuándo nuestro móvil puede llevarse al servicio técnico o cuando no hay nada que hacer para salvarlo. Sigue leyendo que hemos consultado con los expertos en reparación e móviles de El Laboratorio Informático y aquí te lo contamos todo.

¿Cuándo aún puedes salvar tu móvil?

  • Tipo de daño

Lo primero que hay que evaluar es el tipo de daño que presenta nuestro móvil, ya que a veces son cosas que sabes que son insignificantes son muy leves y que luego de la reparación quedará funcional por al menos un año más,  o si no es posible salvarle.

Por lo general, los daños graves e irreparables son aquellos donde se quema la placa base, las unidades de almacenamiento internas o cualquier otro circuito integrado. Mientras que un daño perfectamente salvable es aquel del tipo superficial como, por ejemplo, la rotura de la pantalla, puertos de carga, micrófono o altavoces.

  • Tipo de uso que le demos al teléfono

Aunque no lo creas el uso que le demos a nuestro móvil también podría ser un factor determinante al tener que decidir si mandar a reparar nuestro móvil o tener que comprar uno nuevo ¿Por qué? Pues porque si solo utilizamos nuestro móvil para lo más básico, enviar algunos mensajes, atender llamadas y navegar por las redes, de seguro que el teléfono aguantará una reparación y seguirá funcional por un tiempo más. Ahora, si lo necesitamos para descargar aplicaciones muy pesadas, almacenar muchos datos o archivos, grabar vídeos o tomar fotografías de alta calidad, to dependerá de si el teléfono podrá seguirlo haciendo después de la reparación.

  • Garantía del móvil

Igualmente, no podemos olvidarnos del elemento “garantía”. Así, si los daños ocasionados ocurren mientras el móvil sigue dentro de su periodo de garantía, lo más inteligente siempre será llevarlo al servicio técnico. Eso sí, siempre que los daños no hayan sido por nuestra culpa, ya que esto si que no lo cubre ningún contrato.

¿Por qué reparar tu móvil en vez de comprarte uno nuevo?

Aunque el hecho de que tu móvil se haya dañado es la excusa perfecta y la que estabas esperando para comprarte uno nuevo y más actualizado, hay muchas razones buenas por las que te saldría bien aguantarte un poco y mandarlo a reparar.

Y es que si es verdad que cuando compras algo nuevo, tu sensación de felicidad aumenta, pero esto es solo por un momento. Luego, te acostumbrarás a esa compra y saldrá un móvil nuevo que ahora querrás más que este que tienes y que ya no es tan novedoso ni tan emocionante de tener. Pienso en eso y en las siguientes razones:

  • Reduces el impacto de la basura electrónica

Como dijimos, en la actualidad estamos sumidos en un ciclo de consumo masivo y la cantidad de desechos electrónicos que se están acumulando en el subsuelo son cada vez más preocupantes y dañinos para el medio que nos rodea. De hecho, el impacto ha llegado a tal grado que no solo la tierra está siendo afectada, sino que ahora afecta también a animales y seres humanos.

Así, si ponemos nuestro granito de arena y logramos reducir el impacto de las sustancias químicas producidas por baterías y pantallas como el Coltán la atmósfera tendría una recuperación exponencial, mejorando  no solo los espacios naturales sino la vida de todos los que nos desenvolvemos en ellos.

  • Ahorras dinero

Piensa en la cantidad de dinero que están gastando la mayoría de las personas que compran un teléfono nuevo de alta gama año tras año, y es que hablamos de teléfonos que llegan a costar más de lo 1000 euros.

Así, lo más recomendables¿ es que si tu móvil tiene salvación, de verdad esperes hasta que ya haya dado lo mejor de si para cambiarlo y mientras, le des una segunda oportunidad al dispositivo, a tu bolsillo y al planeta.