Las redes sociales, una oportunidad para la industria farmaceútica

Las redes sociales, una oportunidad para la industria farmaceútica

Los tiempos avanzan rápido y es algo que afecta a todos los sectores, como por ejemplo el de las farmacias. Las redes sociales es uno de los aspectos donde las nuevas tecnologías y el mundo digital ha avanzado más.

Hablaremos más en concreto de los laboratorios, siendo un sector de lo más importante y donde siempre es cierto que las comunicaciones en este sentido son bastante lentas, pues necesitan de la aprobación por parte de sus departamentos legales para aprobarse.

Estos son algunos de los motivos que suelen enemistar a los laboratorios con las famosas redes sociales, que si algo especial tienen es la inmediatez por parte de las publicaciones. Esto lo que provoca es que buena parte de los laboratorios todavía no tengan perfiles en las principales redes sociales como Twitter o Facebook. Incluso en algunos casos, aunque las tengan, no suelen admitir comentarios en su muro o precisamente por este motivo no publican en las redes.

Algunas excepciones, eso sí, existen, aunque solo sea para constatar que es la excepción encargada de confirmar la regla. Aquí hablamos del laboratorio Boehringer Inglelheim, que tiene el muro de Facebook abierto para que opinen y se interactúe con los clientes.

Podemos añadir que hasta tienen varios perfiles según los países e idiomas en los que trabajan. Por este motivo se logra que hablen de ellos más en las redes, repercutiendo en un mayor número de publicidad, mejora en la imagen de la propia marca y aumento de ventas.

Lo cierto es que realmente el tema no es si tener o no un perfil en Facebook, hablamos de lo necesario que es implementar estrategias multicanal. En dicho campo, Evolufarma es una empresa que ha destacado por ofrecer algo en lo que es pionera a la hora de ofertar una farmacia comunitaria. ¿qué es esto? Una plataforma donde se desarrollan estrategias de marketing multicanal que haga posible la apertura de canales de venta y comunicación nuevos.

Son una serie de canales nuevos que van conformando el e-detailing, el cual se dedica a facilitar a las industrias a la hora de sustituir los procesos de comunicación y de venta que han pasado a ser anticuados y de alto coste.

Permite por ejemplo que se puedan realizar las tan útiles videoconferencias o usar las aplicaciones móviles para poder compartir los contenidos, algo que evita que se produzcan los caros procesos que todavía siguen existiendo en los laboratorios.

Tampoco podemos olvidar de que ofertan a la empresa posibilidades que permiten que lleguen de varias formas distintas a sus skateholders, que en los laboratorios pueden ser los políticos, aseguradoras, reguladores o médicos.

Al ver tantas ventajas, parece mentira que el sector farmaceútico, en especial cuando hablamos de los laboratorios tenga miedo de las redes sociales. Es un gremio de lo más conservador, donde muchos optan por quedarse en cuanto a los avances en las redes sociales y el marketing digital, lo más inmóviles posibles.

Lo curioso es que los clientes no se quedan impasibles a todos estos temas. Cada vez más la clientela es sensible a los avances y prestaciones de las nuevas tecnologías y ya hace años que médicos y personal de farmacia están en las redes.

Todo esto va cambiando y cada vez más los viejos profesionales o empresarios van dando paso a nuevas generaciones que no se quieren quedar sin las ventajas que para sus negocios, sean laboratorios o farmacias, implica el contar con una buena presencia en las redes sociales y apostando por el marketing digital.

Entre los datos que más dejan claro la evolución del sector, podemos hablar de hábitos que van cambiando claramente, como que los médicos hasta no hace mucho tiempo, rechazaban en su amplia mayoría los informes cuando estaban presentados vía table, cosa que ahora es totalmente diferente, pues un tercio de ellos suele solicitarlos en este soporte sin ningún problemas.

Al final todos los sectores tienen que “pasar por el aro tecnológico”. Hay que ser conscientes de los grandes beneficios que tienen e ir aplazando las respuestas en estos temas es restarle posibilidades al negocio.

Nunca hay que dar la cara a los avances e incluso si se opta por el inmovilismo, las consecuencias pueden hacer que la competencia nos adelante por la izquierda sin ningún tipo de problemas.

Deja un comentario