Las impresoras 3d, una nueva y revolucionaria tecnología

Las impresoras 3d, una nueva y revolucionaria tecnología

El mundo avanza a pasos agigantados y cada vez son más los artilugios tecnológicos que pueblan nuestras vidas para ofrecernos el progreso y, con ello, la comodidad en nuestras vidas. Y es que, además de ayudarnos a prevenir o curar enfermedades que hasta no hace mucho tiempo se creían incurables, lo cierto es que también nos sirven para hacer mucho más cómodo nuestro día a día. En este aspecto, la automoción, la domótica, los electrodomésticos… todos los campos cuentan ya con un componente tecnológico que los hace mucho más efectivos y provechosos para los ciudadanos. Sin embargo, y volviendo, en parte, al campo de la medicina, en los últimos años se ha creado un invento que ha llegado para revolucionar el día a día de los ciudadanos y facilitar, en gran medida, muchos de los procesos del desarrollo. Desde la construcción hasta la creación de prótesis, cualquier cosa es posible crear si se sabe utilizar una impresora en tres dimensiones. Así es, las impresoras 3d son uno de los grandes avances tecnológicos que más alegrías pueden dar a los ciudadanos en los próximos años.

Las impresoras han llegado para revolucionar el mundo y es que su capacidad para crear en 3d hace que incluso se puedan construir casas, aunque esta no sea su principal funcionalidad. Por ello, toda aquella persona que quiera disfrutar de las ventajas que ofrece una impresora en tres dimensiones, nosotros le recomendamos que acuda a Sicnova, puesto que en esta compañía encontrará los mejores productos a los precios más competitivos del mercado y, con ello, podrá empezar a disfrutar de todas y cada una de las ventajas que ofrece una impresora que sea capaz de imprimir en tres dimensiones, entre las que destacan:

  • La revolución que supone para manufactura de productos. Una sola impresión 3d es capaz de realizar infinidad de productos distintos. Gran parte de la manufactura actual, se realiza con máquinas específicas cuya función está limitada y si el producto cambia, la máquina también debe readaptarse o cambiarse, sin embargo, mediante las impresoras en 3d, con solo cambiar el patrón de impresión, esto estará nuevamente adaptado a las necesidades.
  • Flexibilidad y prototipado rápido. Permite realizar prototipos de productos con facilidad, lo que puede implicar una mejora en el diseño, así como una interpretación del mismo más fácil y visible.
  • Reducción de costes. La producción puede realizarse desde casa, en el caso de productos a pequeña escala.
  • Personalización. La posibilidad de realizar tus propias prendas, objetos, productos… de forma personalizada y exclusiva.
  • Nueva industria y sector. Creará nuevos puestos de trabajo, y nuevas formas de negocio, las cuales todavía están por explorar.
  • Aplicaciones múltiples aún por descubrir. En el campo de la medicina encontramos aplicaciones sorprendentes, como, por ejemplo: la creación de prótesis o incluso la impresión de tejidos orgánicos. La impresión 3d tiene mucho campo por recorrer y cada vez se aplicará a un mayor número de campos, a medida que se vaya desarrollando.
  • Muchos negocios se verán ampliamente favorecidos, como los joyeros, ya que al poder imprimir en la impresora 3d, al hacer anillos, simplemente deberán de realizar el molde en un archivo y el dispositivo tecnológico los imprime, por lo que siempre estarán a la medida del interesado.
  • Para los diseñadores industriales será posible crear en un objeto industrial, lo pueden ver en un prototipo de plástico.
  • Hacer réplicas de objetos que necesitemos. Por ejemplo, en el caso de que tengamos un tornillo y necesitemos otro similar, podremos clonarlo, así como también podremos hacer un número mayor de unidades de todo aquello que nos sea necesario.
  • Ahora se pueden realizar objetos con plástico, cera y goma, sin embargo, muy probablemente en un tiempo, también estén disponibles otros materiales, los cuales estarán involucrados y, con ello, el abanico de productos que se podrán hacer cambiará bastante la forma de vivir tal como la conocemos.
  • Las empresas, en lugar de tener un sistema de automatización para llevar a cabo un producto comercial, podrán jugar con las capacidades de las impresoras en 3d para reducir los costes en cuanto a maquinarias, y para que los productos no tengan errores en cuanto a diseño ya que los podrán corregir con el ordenador, en cuanto se detecte alguna anomalía.

Las casas, también impresas en 3d

Como os decimos, las posibilidades del 3d van tan lejos como nosotros las queramos llevar y es que ya es posible levantar un edificio por capas, lo cual es más rápido, más limpio y permite ahorrar en materiales. Además, esta nueva fórmula permitiría, entre otros, poder solucionar el problema de la vivienda en España, así como en otros países del mundo.

Deja un comentario