Una web perfecta

¿Sabéis por qué no existe la página web perfecta? Pues porque todo, absolutamente todo, en este mundo se puede mejorar. Si creamos una página web que, en opinión de expertos, tiene todo lo imprescindible para convertirse en una de las mejores webs del momento, lo más probable es que, en cuestión de meses, pase a ser una web buena pero del montón. ¿Por qué? Pues porque a raíz de nuestra creación surgirán nuevas páginas que copiarán o tendrán como base nuestro formato, pero que habrán añadido algunas mejoras. Y es que, como ya hemos dicho, toda página web es mejorable, siempre.