Wifi Comunitario

Hoy en día disponer de Internet es más una necesidad que un lujo. Los estudiantes lo necesitan para la escuela, instituto y universidad, los trabajadores para realizar ciertas gestiones y las familias, en general, para recibir correo, facturas e incluso para llevar la economía del hogar. Por eso son cada vez menos los hogares que carecen de Internet en casa y los pocos que siguen sin fibra óptica tienen Internet en el móvil o algo similar. Sin embargo, no es barato.

Antes, cuando tener Internet era un lujo, los precios eran mucho más escandalosos pero ahora, una época en la que todos necesitamos acceso a la red, es incomprensible que los precios de las tarifas planas sigan siendo tan elevados.

Por un lado tenemos las compañías clásicas tipo Movistar, Ono o Jazztel y, por otro, las low cost tipo Pepephone, Netgear o Lowi y la diferencia entre contratar con las primeras y las segundas es de 20 euros, que es dinero pero como hablamos de pasar de 50 euros a 30, tampoco es que podamos hablar de una baratija que todo el mundo pueda permitirse.

Debido a esto, muchas comunidades de vecinos optan por contratar una instalación Wifi para todo el edificio de modo que, por un precio mucho más bajo (unos 9 euros al mes) todos los vecinos pueden disfrutar de Internet. Para poder contratar este servicio, todos y cada uno de los vecinos deben estar a favor de dicha contratación o, en su defecto, la mayoría de ellos, de modo que sólo se les da la clave de acceso a aquellos que paguen la cuota mensual. Lógicamente, cuantos más vecinos acepten más barata saldrá dicha cuota pero también más repartidos estarán los megas de subida y bajada.

Que merezca la pena depende del uso

Si bien un particular dispone de 50 megas de bajada y 5 de subida, por ejemplo, y una comunidad con 9 vecinos ha de repartirse esos megas entre los que estén usando Internet a la vez, debemos tener en cuenta que esa velocidad de transmisión se verá reducida, aunque todo dependerá de la actividad concreta que estemos haciendo.

No es lo mismo intentar descargar un vídeo, que ver algo en streaming o simplemente consultar el periódico. Para esto último no necesitas demasiada velocidad pero para lo primero y, sobre todo lo segundo, sí. Pero lógicamente esa velocidad también se verá afectada dependiendo de cuántos vecinos utilicen Internet al mismo tiempo y para qué. Por ejemplo, si de los 9 vecinos sólo encienden Internet dos a la vez funcionará como la seda, si lo encienden 7 pero todos están leyendo algo o consultando una web tradicional también irá todo como la seda, pero si esos 7 pretenden descargar algo a la vez o ver una película en streaming se encontrarán con muchos cortes y con que Internet no funciona todo lo bien que debería.

Ahora bien ¿qué empresas ofrecen este servicio? Pues por raro que os parezca no creáis que se puede encontrar fácilmente. Es más sencillo que podáis contratarlo a través de pequeñas compañías antes que en las grandes marcas. El Wifi Comunitario de Wificom, una empresa alicantina, es uno de los mejores que he visto hasta el momento, pero también lo podéis encontrar en Wiftel, CompartirWIFI, etc.

Deja un comentario